Ausencia VI

>> 24 de julio de 2012

Miro al horizonte
y solo veo bruma uniforme,
miro a mi alrededor
soledad interminable.
Arden las llagas
que tu ausencia provoca,
quema las lágrimas
que por mis mejillas caen.
Suspiro por tus ojos
que hoy no me miran
suspiro por tus besos
perdidos entre mis recuerdos.
Callo solo un momento
intentando oir el eco de tu voz
callo y el silencio
se adueña de mis sentidos.
Estiro mi brazo buscando tu piel
fuente de mi energía
abro mi palma buscando tu pelo
refugio de mis miedos.
Sueño que te fuiste
llevandote mi alegría
despierto y caigo en la cuenta
que en efecto eso has hecho.

8 comentarios:

Veronica 25 de julio de 2012, 8:06  

Bruma es lo que ves, cuando miras por la ventana?

elviajedelascosasraras 25 de julio de 2012, 10:30  

ummm la soledad no es mala, todo depende del uso que hagas de "ella". Un abrazo

Pilar 26 de julio de 2012, 12:32  

Suspirar por unos ojos que ya no te miran....que duro es eso.
Saludos

laura 27 de julio de 2012, 6:43  

y en medio de esta ausencia
el reves de las cosas me dice
que tus ojos ya me buscan nuevamente
y tus besos me encuentran arrodillada...
esperándote


mi beso

Zeida Bermúdez 31 de julio de 2012, 14:13  

Eres muy dulce y gran gran poeta.

Besos grandes.

Alma Mateos Taborda 9 de agosto de 2012, 12:25  

Un poema hermoso lleno de nostalgias. Dulce melancolía que mora entre tus versos. Un abrazo. Te sigo.

Romina 14 de agosto de 2012, 21:11  

la nostalgia es una gran maestra, pero me parece un peligro cuando se une a ella la tristeza; sobre todo porque la tristeza es una gran acaparadora del espacio de la alegría.
Interesante tu lugarcito en el mundo. Saludos!

Publicar un comentario

si lo que escribe explota, deje las esquirlas por acá...